Verdades de la mujer y el hombre!!!!!

1 11 2009

Una mujer sale de la peluquería y se encuentra con una amiga.
– ¡Hola, Coqui! (mua, mua) Te cortaste el pelo!
_Sí! ¿Y a que no te imaginás con quién!, Con Osvaldo, ese genio que está con Giordano en Güemes. Espectacular, ¿no?
– ¡Ay, bárbaro! ¡Te ves 10 años más joven! ¡Qué divino! ¡Me quiero hacer un corte igual! Te hiciste reflejos, no?
– No! Es una técnica nueva para aclarar el pelo que él trajo de Italia.
Imaginate que… [bla bla]
A la hora y media de hablar de todo lo que habían visto y comprado en los shoppings:
– Bueno, negra, andá para tu casa que tu marido te ve así divina como estás y te come viva! . Se va enorgullecer de la mujer que tiene.
– Ay Susi, vos sí que sos divina! ¡Mirá las cosas que me decís, mi amor!

Al ver cómo se aleja su amiga con el peinado nuevo, Susy piensa:…
Esta pelotuda se ve tan ridícula con ese peinado de mierda y no se da cuenta! Qué boluda total ! No entiendo cómo el potrazo de su marido sigue casado con esta mogólica que parece un poster de gomeria!

La del peinado nuevo se va pensando:
La forra esta se debe estar muriendo de la envidia. Y todavía se quiere hacer algo igual yegua de mierda,con lo fea que es la hija de puta! .¡Qué carajo se va a hacer, si tiene un
pelo de mierda, que parece paja de escoba. Ni aunque se pusiese peluca la muy puta!

Ahora:

Dos hombres se encuentran en la calle, uno de ellos va saliendo de la peluquería:
– Que hacés, personaje! ¡¿Te cortaste el pelo?!
– No, me lo arremangué, boludo, ¿por?
– Hacele juicio a ese hijo de puta del peluquero. Te queda como el orto,boludo, así tan cortito.
– Si, pajero pero a tu vieja le encantó. ¡Ja, ja, ja!
– Y bueh, pero mi vieja está ciega, pobrecita, salamín!!! Ja, ja, ja!
– Bueno, te dejo, mandale de mi parte un beso a la trola de tu mujer.Cada día está más fuerte la guacha esa!
– ¡Y vos a la fiestera de tu mujer, cornudo!, decile que cuando vuelva de trabajar a la noche me devuelva los calzonzillos, la muy puta.
Se despiden.

Uno se va pensando: ‘Qué tipazo es este Raúl!’

Y el otro se va pensando: ‘Cómo lo quiero a este loco.’

¿ES ASÍ O NO?